Una ciudad cosmopolita pero a la vez tradicional y acogedora, moderna y también bohemia. Disfruta de las vistas y los sonidos de Barcelona.

LEVEL vuela desde la Terminal 1 del aeropuerto de Barcelona El Prat, con salidas a Buenos Aires, Oakland, Los Ángeles y Punta Cana. El aeropuerto está bien conectado con el centro de la ciudad, con una estación de tren en la Terminal 2 y estaciones para la línea 9 del metro de Barcelona en ambas terminales.

Los vuelos a Boston y Los Ángeles comienzan en marzo de 2018. Los vuelos a Buenos Aires y Oakland San Francisco ya están en volando.
Reservar ahora.

Cosas que puedes hacer en Barcelona

Barcelona es una ciudad llena de color y de sonidos. Puedes pasar los días admirando su arte y cultura, y las noches disfrutando de la cocina catalana y del entretenimiento variado que ofrece la ciudad.

1. Disfruta del arte al aire libre

Aunque Barcelona tiene una gran cantidad de galerías de arte y museos excepcionales, no necesitas pagar nada para disfrutar de la creatividad que ofrece la ciudad. Hay una infinidad de cosas que ver, desde impresionantes esculturas públicas hasta maravillas arquitectónicas. Visita el paseo de Gràcia, entre Consell de Cent y Aragó, para ver obras de los mejores arquitectos modernistas catalanes, todas concentradas en una sola manzana. Luego puedes hacer un nuevo amigo en la rambla del Raval, donde hay un enorme gato de bronce realizado por el escultor colombiano Fernando Botero. Para una actividad romántica, visita la plaza de Isidre Nonell, en Ciutat Vella. "El món neix en cada besada" (el mundo nace con cada beso), de Joan Fontcuberta, es un gran fotomosaico de un beso, compuesto por unas 4000 fotos pequeñas tomadas por gente de la ciudad.

2. Monta en un burro de acero

No te preocupes, no es de verdad. Steel Donkey Bike Tours te invita a subirte a una bici y explorar partes menos conocidas de Barcelona. En lugar de seguir un itinerario, recorrerás la ciudad acompañado de un guía local que la conoce bien. Descubre el mejor sitio para comer patatas bravas, visita lugares hermosos pero desconocidos como el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, compra en las mejores tiendas vintage de Gràcia y de la calle Tallers y párate a jugar una partida de pimpón a la sombra de las palmera de camino a la playa de Mar Bella.

3. Cómete unos churros con un toque distinto

Está un poco alejado del centro, pero Comaxurros es el sitio ideal para probar unos churros fantásticos. Ofrecen sabores poco convencionales, como la fruta de pasión, el pistacho o el jamón ibérico. Pide tus churros con un cortado, que en catalán se llama "tallat". Los cortados de Barcelona tienen fama de llevar bastante leche, lo que resulta ideal para mojar los churros.

4. Zapatea un poquito

Para encontrar el mejor flamenco de la ciudad, ve al Tablao Cordobés de la Rambla. Pide un tinto de verano y anima a una compañía de talentosos bailarines mientras zapatean, cantan y tocan las castañuelas. Luego, ponte los zapatos de bailar para descubrir la rumba catalana. Nacida en Barcelona en los años 50, muchos la consideran el verdadero ritmo de la ciudad. En la Sala Apolo se reúne la gente de la ciudad una vez por semana para menear las caderas al ritmo de la música. Atrévete a unirte a ellos.

5. Encuentra las mejores vistas

Para descubrir las mejores vistas de la ciudad, visita el parque del Turó de la Peira. Una espiral de caminos circulares serpentea colina arriba. La cima ofrece a los visitantes unas fantásticas vistas panorámicas de los barrios del noroeste de Barcelona. Hay zonas designadas para jugar a la petanca, a pimpón, a baloncesto, a voleibol y a fútbol (para los que tengan ganas de hacer ejercicio), así como sitios ideales para hacer un picnic (para los que no prefieran una actividad más tranquila). Si quieres otra vista distinta de la ciudad, prueba con los búnkeres del Carmel, en la cima del Turó de la Rovira. Construidos como baterías antiaéreas en 1938, durante la Guerra Civil, se restauraron en el 2000.