Copenhague es una de las ciudades más felices del mundo… Y no es un eslogan que nos hayamos sacado de la manga nosotros. Viaja hasta Dinamarca y descubre una de las ciudades más encantadoras de Europa.

El aeropuerto de Copenhague, también denominado Kastrup, está a ocho kilómetros del centro de la ciudad. Existen conexiones regulares en bus y tren que unen la terminal de LEVEL con el centro de la capital danesa.
Reservar ahora.

COSAS QUE PUEDES HACER EN COPENHAGUE

Ciudad referencia en sostenibilidad y calidad de vida, Copenhague sabe presumir de sus virtudes sin grandes alardes, haciéndote sentir uno más en sus calles.

1. HYGGE O LA FELICIDAD

Hay una palabra en danés de difícil traducción al castellano. Hygge, pronunciado algo así como “juga”, es un término que hace referencia a un estado de felicidad sencillo, modesto, esa alegría que transmiten las pequeñas cosas de la vida. Es una palabra que ayuda a definir lo que es Copenhague: una ciudad apacible, tranquila, que sabe disfrutar de todos los aspectos del día a día. Y nosotros como visitantes también somos capaces de sentirlo, gracias a lo bien que nos hacen sentir siempre que vamos allí.

2. PASEO EN BICI

Copenhague ha recibido muchos premios y menciones gracias a su gestión de los espacios destinado a la bicicleta. La extensa red de carril bici que tiene la ciudad te permite casi recorrerla de un lado a otro sobre dos ruedas. Y no importa si quieres visitar castillos, zonas costeras o galerías de arte: todos los sitios están adaptados para que puedas hacerlo.

3. VISITAR CHRISTIANIA

El gran referente hippie del norte de Europa se encuentra en Christiania, la comuna alternativa que se autoproclama independiente de Dinamarca y de la Unión Europea y que se ha convertido en todo un icono del movimiento contestatario. Más de cuatro décadas lleva este espacio establecido, y hoy día alberga a casi 1000 vecinos. Cuenta con sus propias normas de convivencia y unos principios basados en el respeto mutuo y la cooperación.

4. RUTA DE CERVEZAS ARTESANAS

Otro de los emblemas de Copenhague es la cerveza artesana. En la capital de Dinamarca encontrarás bodegas para degustar todo tipo de cerveza. Dicen que aquí las artesanas son una especie de religión, y no sería extraño que te costase elegir entre tanta variedad. Prueba en barrios como Nørrebro, uno de los más famosos de la actualidad, y el barrio Latino, otro de los referentes para la juventud danesa.

5. CRUZAR A SUECIA Y VISITAR MALMÖ

Aunque parezca raro, una de nuestras recomendaciones para tus días en Copenhague es salir de la ciudad y cruzar hasta Malmö. Puedes matar dos pájaros de un tiro y visitar dos países diferentes en tu escapada a Dinamarca. La ciudad sueca de Malmö está a muy poca distancia de Copenhague y podrás llegar hasta ella cruzando el puente Øresund, otro de los emblemas de la región. En Malmö podrás disfrutar de un día genial paseando por sus canales, y volver al atardecer hasta Copenhague para seguir disfrutando del hygge danés.